Skip navigation

“Teoría Social del Cuerpo: historia, educación y política”

FUNDAMENTACIÓN

Pensar los discursos, las prácticas y los saberes asociados a la Educación Física implica necesariamente reflexionar sobre el concepto “cuerpo”. Ahora bien, es preciso comenzar por afirmar que al interior de la disciplina no existe acuerdo absoluto ni homogéneo de qué significa, así como es importante reconocer que los sentidos en torno al cuerpo que en este marco se usan no son exclusivos, sino por el contrario corresponden a otros órdenes, y que al ser utilizados por la Educación Física son reconfigurados de modos relativamente particulares.

Precisamente, el objetivo de este Seminario es confrontar “modos del cuerpo” con las prácticas que se desarrollan en nombre de la educación de los cuerpos. Esto es, sin restringir la mirada a lo que sucede en las escuelas o a aquellos trabajos que realizan los profesionales del campo, sino más bien procurando observar las prácticas que toman por objeto al cuerpo, usándolo para transmitir un saber. Objetivo cuya afirmación implica una serie de aclaraciones.

En primera instancia, decir que existen “modos del cuerpo” entraña comprender que, antes de pensar en “el” cuerpo –legado de una concepción que lo asocia a una esencia, inseparable del sujeto–, cabe interpelar “cuerpos”, en plural, como modus operandi crítico que no olvide que esta palabra encierra una pluralidad de significaciones que exceden los sentidos que la Educación Física define, y que por ende requiere ciertas especificaciones. En efecto, los sentidos en torno al “cuerpo” en este contexto muestran de un modo práctico su polisemia, en el que la heterogeneidad de significados deviene en una diversidad de modos de comprenderlo y, por ende, de prácticas. Sin pretender llevar a cabo un cercamiento terminológico, lo que este Seminario se propone es, precisamente, poner en cuestión y debate la multiplicidad de concepciones sobre cuerpo –y por ende sobre prácticas corporales– que la Educación Física engloba, para, como objetivo general, poder llevar a cabo un ejercicio crítico sobre sus prácticas.

En segundo término, en el camino por reflexionar acerca de los “modos del cuerpo” emerge la necesidad de interpelar la manera de observarlos, de allí que uno de los objetivos centrales del Seminario sea transmitir contenidos que inviten a construir conocimientos epistemo-metodológicos para inquirir las teorías sociales del cuerpo. Esto es, siguiendo la fórmula saussureana de que la mirada construye el objeto, resulta preciso interpelar cómo se mira el cuerpo. Lo cual implica que si en un primer momento la pregunta es por el “qué” (“qué” se entiende históricamente por cuerpo, “qué” cuerpo toma por objeto la Educación Física, etcétera), en una segunda instancia la interrogación es por el “cómo”: consultarse por las prácticas compromete necesariamente observar las teorías que las relevan, por los aspectos metodológicos que hacen del cuerpo un objeto (de estudio).

Por último, una tercera aclaración: en tanto “objeto” pasible de interpretaciones diversas, existen igualmente numerosos “usos del cuerpo”, cuyas significaciones hablan de los modos sociales en que se lo percibe y aprecia. Dicho de un modo más preciso, pensar los sentidos asociados al cuerpo y las maneras de usarlo permite comprender las sociedades, sus formas estructuradas de reproducción frente a las estrategias de los sujetos.

Como puede observarse, el objetivo central del Seminario interpela directamente las prácticas de la educación de los cuerpos, objetivo que claramente trasciende los alcances de un cuatrimestre, pero que pueden ser (re)pensados a partir de tres entradas: “historia”, “educación” y “política” serán los modos en que se interpelarán las significaciones del cuerpo. Como estrategia metodológica para abordar estas problemáticas, se plantean dos unidades que si bien expositivamente son presentadas de manera separada, están articuladas relacionalmente.

La primera unidad plantea llevar a cabo una (re)construcción de los sentidos históricos que han sido atribuidos al cuerpo, particularizando la mirada desde las prácticas de la Educación Física. Cabe la aclaración que ello no implica restringir el estudio a la propia “historia interna” de la disciplina sino más bien pensar al cuerpo en un sentido genealógico, esto es, comprendiendo los modos políticos que a través del tiempo fueron conformando visiones que repercuten en las prácticas actuales. Ello compromete llevar a cabo un estudio a la vez diacrónico y sincrónico: entender que la historia está plagada de intenciones e intereses, que investigarla no implica rastrear los orígenes del origen, sino más bien analizar el sentido lógico del orden cronológico, lo cual permite “desnaturalizar” las acepciones incorporadas que circulan en torno al “cuerpo”, y con ello indagar las prácticas de la Educación Física, aún cuando éstas excedan históricamente a la disciplina.

La segunda unidad del Seminario pone en el centro de la escena el lugar de lo político y de la política en la educación del cuerpo. Partiendo de entender que toda educación toma por objeto al cuerpo, ejerciendo una violencia simbólica sobre éste para reproducir lo social, se plantea la posibilidad de inquirir la política que implica la educación, y observar cómo las sociedades se organizan a sí mismas a partir de la reproducción de lo social –principal pero nunca exclusivamente a través de los procesos de escolarización–. En este sentido, cobra especial dimensión prestar atención a los modos gubernamentalmente centralizados en que las políticas en torno a la educación de los cuerpos se reprodujeron a lo largo de la historia –principalmente en Argentina pero sin desconocer los acontecimientos que sucedieron especialmente en Europa, Estados Unidos y Latinoamérica–, lo cual invita a reflexionar acerca del lugar del cuerpo en la constitución de los Sistemas Educativos, en la institucionalización de la Educación Física, en los discursos psico-motricistas, deportivistas, patrióticos, racistas, eugenésicos y militaristas en la primera mitad del siglo XX, en las políticas públicas referidas específicamente a la cultura física, entre otras.

OBJETIVOS

  • Analizar las distintas perspectivas teóricas y debates actuales sobre el concepto “cuerpo”.
  • Identificar las principales problemáticas en torno a la categoría de análisis “cuerpo” para reflexionar acerca de la Educación Física y de sus prácticas.
  • Rastrear e inquirir “usos del cuerpo” que reproduzcan estrategias de dominación social, construyendo potenciales modos de interpelarlos.
  • Realizar un trabajo final que tome una práctica corporal y estudie los sentidos históricos y sociales asociados a ésta, explicitando el modo mediante el cual se la interpela.

CONTENIDOS

Unidad 1: Cuerpo: una constelación de posicionamientos teóricos

  • Definiciones coloquiales del concepto “cuerpo”.
  • El cuerpo orgánico-natural y el cuerpo estructura. El dualismo cartesiano y platónico: cuerpo-mente y cuerpo-alma.
  • El cuerpo físico-biológico como objeto médico-fisiológico. El cuerpo controlado y controlador. El cuerpo como instrumento, el cuerpo como máquina.
  • Pluralidad de cuerpos. El cuerpo en las teorías sociales contemporáneas: Marcel Mauss, Theodor Adorno y Max Horkheimer, Maurice Merleau-Ponty, Michel Foucault, Norbert Elias, Pierre Bourdieu, Georges Vigarello. El cuerpo como capital. El cuerpo como condensación del mundo y del individuo.

 

Unidad 2: Cuerpo: educación y política.

  • El cuerpo y las prácticas corporales como problema: tensiones en su investigación, desafíos actuales.
  • La política y lo político del cuerpo. Del sintagma “educación física” al oxímoron “Educación Física”: la institucionalización del oficio y de la práctica de educar los cuerpos. Legalidad y legitimidad: las leyes referidas a la cultura física, los discursos dominantes y los discursos herejes. El movimiento como objeto de poder: higienismo, militarismo, eugenesia, patriotismo, deportivismo, psico-motricidad.
  • Reflexiones epistemo-metodológicas en torno al oficio y al oficio de investigación. Las prácticas corporales de la Educación Física: análisis de los diferentes contextos profesionales, sus prácticas y concepciones. Oficio de investigador: tomas de decisión y de posición, justificación y vigilancia epistemológica del objeto de estudio.

[ Descargar programa aquí]

_____________________________________________________________________________________________________

One Comment

  1. Hola!! Voy a cursar el seminario de Teoría social… Gracias por subir los textos, ya empecé a descargarlos para leerlos ni bien pase esta semana de finales, saludos!


One Trackback/Pingback

  1. […] a la fundamentación, objetivos y contenidos del […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s